Accede a la versión Móvil
Domingo, 28 de Mayo de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

Se esFUMÓ como el humo...

...y voló libre.


PROSPECTO: Léase como sólo lo haría un loco de la colina, tan raro como un perro verde y más listo que los ratones "coloraos". La lectura puede producirles alucinaciones, vómitos o somnolencia,  por lo que les recomiendo que se lo tomen con precaución y tan en serio como les venga en gana.

 En una ocasión me asomé a esta ventana y exhalé una calada que algunos entendieron de “malos humos”. Hoy, a pleno pulmón, aunque más negros esta vez (mis ojos), vuelvo a mirale cara a cara a la colilla…de tabaco. La miro de arriba a abajo, sólo la miro (no hago más que eso y estoy únicamente acompañado con la novia de mis dedos). Acentúo el “sólo”, aunque las nuevas normas que me han impuesto quienes se creen con derecho a hacerlo, prohíben hacerlo.

 No estoy en un sitio público con mi cigarro, pero me dirijo a ustedes (mi querido publico), con él en la mano, escondiéndolo, incluso sin encender, delante de la concavidad de las líneas quiromantes que presagian una vida finita para el menda que suscribe.

 Soy un adicto, un insumiso, un militante de las filas que incrementan con el humo las arcas de Estado, un nostálgico reconocido del régimen del fumeteo, un vidente si la cortina de humo no hace opacos o translúcidos mis sueños, un pirata que mira a su pavesa con el único ojo sano que le queda, un descontrolador aéreo de sus malos humos, un reventador de orgasmos ajenos…Soy un reivindicador pasivo del humo en mi privacidad. Detesto el humo de los coches, de las masas negras que se retuercen a su albedrío por las chimeneas de las malditas empresas que no hay en Cornago, que alimentan las alergias y lanzan un pulso a la vida sana que aquí se respira. Amo con pasión a las rubias,  a los negros,  a los puros de espíritu que en la cajetilla de su pecho encierran un corazón resentido, a punto de calarse tras otra calada. Me enciende ardorosamente el cinismo de los que en el fumar, hoy, precisamente hoy, advierten del peligro que no vieron entonces, cuando empezó todo esto y cuando se desvanecieron tantos sueños y se esfumaron tantos placeres.

 Quiero hacer con este artículo un homenaje a todas las “estanqueras”, que fueron los pilares de mis vicios menos ocultos, a todas las Maris, a los hijos de todas  las Maris del mundo y a sus maridos, porque me procuraron, educados, mi Ducados, porque me vendieron numerosas cajas y paquetes de fortuna, porque cuando empecé era un novel en todo esto y hoy me pueden nominar al Nobel de la Pipa de la Paz.

 Quiero acordarme de modo especial de mi abuelo, que liaba y se dejó liar tantos años con la picadura de su cuarterón, que fumó más que un carretero, probablemente más que Boca Negra y que vivió hasta casi los 90 años, sobreviviendo civil y resignadamente a las guerras de cada día. Si hoy viviera y le prohibieran o le condicionaran la libertad de elegir dónde llevar a cabo una de las cosas que mejor sabía hacer, se moriría, pero esta vez: ¡de pena y a causa del tabaco!

 Y ya termino retorciéndole el cuello a mis frustraciones, aplastando contra el cenicero el último que me quedaba, sacándole las tripas a este cretino, mientras se manchan mis dedos de amarillo. Pero si sólo es un cigarro… un solo cigarro… ¡y encima está apagado! 

Benditas sean las normas que procuran por nosotros. Amén.

Se despide un fumador, cada vez menos pasivo...


8/Feb/2011

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 18 Años y 11 Meses (junio-1998)
Free counter and web stats