Accede a la versión Móvil
Miércoles, 26 de Julio de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

Escudos, banderas, sellos, himnos y otras zarandajas…

La casa por el tejado.


Nací en Cornago, me crié en Cornago, tengo casa y tierras en Cornago, familia en Cornago, en  su  tiempo  tuve  hasta  “casilla” en Cornago. Creo que más por desgracia que por suerte vivo   fuera   de   Cornago,   aunque   visito   cuando   me   apetece   mi   pueblo,   mantengo conversaciones  con  mi gente y me interesa de manera especial ese ¡pedazo de mundo que no me cabe en el pecho!

 

Me alegra  ver  en  la  prensa  noticias  de  mi  pueblo,  aunque  preferiría  que éstas fuesen siempre buenas (cosa que no ocurre a menudo).

 

Habitualmente he escuchado eso de: “que hablen de uno, aunque sea mal”.  O aquella otra sentencia: ”ladran,  luego cabalgamos”.

 

Hacía tiempo que no me asomaba a esta ventana de “El Bagar” y hoy,  a  santo  de que se me  antoja,  he  vuelto  a  coger  la  pluma  y de un plumazo, a cuento de estas bagatelas he conseguido   que   se   me   vuelva   a   ver   el   plumero  por  encima  del  plumífero en este irregular otoño…

 

He leído en el diario “La Rioja”:

 “… El  Ayuntamiento  de  Cornago ha anunciado en el Boletín Oficial de La Rioja del pasado lunes la exposición pública de la aprobación del escudo y la bandera del municipio. El pleno dio  el  visto  bueno  a  los  diseños  de  ambos  elementos el día 27 de octubre…  que esta iniciativa ha supuesto un trabajo de más de año y medio…”

¡¡¡¿¿¿Qué???!!!  ¿Qué  personas  han  trabajado  tan intensa, prolongada,  laboriosa y arduamente? ¿Y cuánto nos va a  costar o es “de balde”?

También  me  he  asombrado  al  saber  que  sí  se disponía de escudo, aunque estaba en desuso   y   carecía   de  valor.  ¿Qué escudo era ése?,  ¿quién fue su diseñador?,  ¿qué valor debía tener o dársele al escudo de marras?

 

En el escudo y la bandera aparecen representados los símbolos del castillo medieval y la familia Luna como señas de identidad de Cornago. O sea, más de lo mismo y en mi opinión, nada original: ¡dos lunas y dos castillos!  Como  seña  de  identidad  podría  colocarse  en  el centro  “la manzana camuesa”, que al igual que la mujer, debe ser cornaguesa. Una frase en latín, como buen escudo que se precie, en el que  se  haga  alusión a “los  boteros”,  por  su antigüedad  (posiblemente  tanta  como  la  familia  que  algo parece tener en común con “El Algarrobo”)  y por  su  asentamiento  en  la  tradición  cornaguesa. En vez de corona real que culmine el escudo, yo le pondría unos triunfantes laureles  (porque  nos  los  merecemos). El sabor  y  el  aroma  del  laurel  son  básicamente  balsámicos  con  un  toque fresco, dulce y picante,  requisitos  muy  comunesdel que suele ser el carácter cornagués. También añadiría la alpargata como  seña  de  identidad  regional,  económica y de educación casera en algún caso (a alpargatazo limpio). 

 

La familia de los Luna, no ha sido sino una más (con seguridad la más célebre y famosa), pero han sido los cornagueses, de todas las raíces, de todas las tendencias y de todos los tiempos, los que han llenado de vida a Cornago, por lo que sugiero la colocación de unas alianzas entrelazadas que simbolicen la convivencia fraterna que como todo matrimonio que se precie (con sus luces y sombras) nos caracteriza y nos ha hecho únicos, indescriptibes e inescudables (no cabemos todos debajo del susodicho escudo, el cual además no quiero que me represente, por mucho que a golpe de boletín oficial se constituya).

 

Cuando se construye una casa, convienen afianzar unos sólidos cimientos y una estructura fuerte  y  segura.  El  cuadro  del  comedor  o  la  plantita de la ventana se puede dejar (si se prefiere)  para  el final  e incluso omitir estos elementos ornamentales, que sin duda hacen la vida más placentera, pero que no son imprescindibles.

 

Seguro que alguien pensará que estas ideas deben hacerse en el sitio que corresponden, tal   vez   en   el   Ayuntamiento,   donde   todavía   pueden   aportarse   las   alegaciones   y consideraciones  oportunas.  Yo,  al  igual  que  usted  (querido cornagués y cornaguesa) las hago o las hacemos donde nos da la gana, que para eso nacimos libres, como el viento de Nino Bravo, que sopla desde Gorcebil hasta La Niestra y caracolea por Ombría...

 

Con estos comentarios no quiero echar por tierra el “bien y buen hacer” de mis paisanos. Es más, les animo a que sigan haciendo el bien por nuestro pueblo y les ofrezco, para variar, mi hombro y mis desvaríos-varios,  para lo que les pueda servir, si es que les sirven para algo…

 

No sé si gozaré con estos comentarios del beneplácito de la Real Academia de la Historia, de la Academia de las Ciencias, de las Artes, de la Ciencia Infusa, de los Amigos de los Castillos o de lo Ajeno, o incluso de la Cofradía de los Degustadores de las “sopas de ajo”; pero ¿saben lo que les digo?: ¡que me da igual !Soy cornagués y ¡a mucha honra!

 

Ahora que “ya semos europeos”, suscribo el legado de John Lennon en su “Imagine” y, a modo de Doctor Cataplasma, os receto su audición y meditación cada ocho horas, mis queridos paisanos.

 

Y así como yo me he expresado, a propósito de estas cuestiones, ¿qué es lo que opina usted, si tiene a bien compartir con nosotros sus inquietudes?


12/Nov/2010

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 19 Años y 1 Mes (junio-1998)
Free counter and web stats