Accede a la versión Móvil
Martes, 22 de Agosto de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

CRÓNICAS DE UN PUEBLO (V)

José Cano “ el Hilaíllo” y un fatídico 22 de Diciembre. (Con cariño a mi tía Rosario y a mis primos Santos y su esposa Charo)



Le llamaban “Hilaíllo”; se apellidaba Cano y por nombre le pusieron José un día, probablemente de  marzo,  de 1923.
 
Había nacido y vivido en Cornago en una familia humilde, como no podía ser de otra manera, pues los tiempos y el lugar no daban para más. Su niñez, marcada por una época  difícil, le mostró raudo  la dureza de la vida. Transcurrió esa etapa de su vida como la de tantos y tantos cornagueses, inundados de escasez pero  astutos y vivales, risueños y en cierto modo felices,  con lo poco que tenían.
 
En plena infancia, la lucha fratricida que sufrió España, acrecentó hasta límites insospechados las miserias y penurias de la época. Ya en su adolescencia termina este episodio bélico, pero se inicia una etapa de no menos dificultad: la posguerra. Como he leído alguna vez: “la guerra civil fue mala pues se perdieron en ella familiares y amigos, pero la posguerra no le fue a la zaga a causa del hambre, la pobreza y la falta de libertad.”
 
Perteneció, por tanto,  a esa generación sufridora que intentó con todas sus fuerzas sobrevivir y levantar un país, pleno de sinsabores y necesidades, destruido por el desastre de la Guerra Civil.
 
Pasados los años contrajo matrimonio con mi  tía Rosario, hija de mi abuelo Justo y de mi abuela Juliana (“los malaños”) y hermana, por tanto, de mi padre. Se instalaron  en el barrio de Umbría,  en una pequeña y muy humilde  casa, frente a las que ocupaban Sabino, Neftalí, los Caceños, Mario………¡buena gente!.
 
Nació su primera hija……..Rosa María y  dos años después vino al mundo Santos, en Noviembre de 1954…………
 
Retrotrayéndonos algo en el tiempo diré que en fecha 10 de Noviembre de 1951, siendo alcalde de Cornago D. Ricardo de Luis Vicente, se incia la obra de construcción de la carretera que une Cornago con el empalme de Villarroya. Era una obra primordial y largamente demandada pues significaba acortar en unos 30 kms el trayecto con vehículo rodado hasta Arnedo, Logroño etc…rompiéndose así el aislamiento que hasta entonces tenía la Villa. Esta obra significó un espaldarazo importante para Cornago en esos momentos y fue recibida con enorme júbilo, acrecentado éste por la propia contribución que se hacía a la localidad al crearse para ello numerosos puestos de trabajo.  Su ejecución fue larga, pues dependía de las ayudas que iban llegando, pero era la coronación de un deseo y una imperiosa necesidad demandada durante muchísimos años, no sólo por Cornago, sino también por los numerosos pueblos de la sierra soriana que tenían en la Villa su eje central de comunicaciones. El primer tramo de la obra consistió en la elevación y ensanche del puente sobre el río Linares cuyos trabajos se iniciaron, como precisado anteriormente, el 10 de Noviembre de 1951.


Vista del arranque de la nueva carretera, con el puente sobre el río Linares(1951).


 
Y así, con la ejecución en diversas etapas de los diferentes tramos que el Ministerio de Obras  Públicas iba aprobando, llegamos al año 1955, un año que parece no quería traer buenas noticias. Era exactamente el 22 de Diciembre, para mayor incongruencia  de la fecha.
 
La obra seguía su curso a base de pico y pala  y mucho sudor………….y José se había añadido al grupo buscando unos ingresos que las labores del campo no le daban. Estaban ya en la realización del puente de “Las Pasás” a escasos 2-3 kms del final de la obra.
 
Cada día, el perro que había vivido con él en casa de sus padres mientras estuvo soltero, bajaba a esperarle “al punto de la mañana” desde la calle Baroja a su casa de Umbría, para hacerle compañía hasta  la obra. Cuando mi tío abría la puerta, siempre encontraba allí al animal, que con movimientos y saltos descoordinados manifestaba su alegría.
 
Había que realizar el citado puente para salvar el curso del río en la nueva vía de comunicación que se estaba abriendo ….…y estaban en esa labor. Poco a poco la obra iba tomando forma y ya se vislumbraba lo que iba a ser el resultado definitivo. Era un trabajo de ingeniería realizado sin medios pero con enorme entusiasmo, y allí José, Amadeo y otros trabajaban con denuedo………Todo iba según los planes previstos y nada hacía presagiar la desgracia que se avecinaba.
 
El día había amanecido triste y aunque lucía un sol tímido no dejaba de ser una jornada con la inestabilidad propia del último mes del año. Varios obreros colaboraban en las labores. José, bajo el puente, realizaba alguna tarea mientras algún compañero canturreaba alguna jota ajeno a lo inminente.


Puente de “Las Pasás” . Al fondo el arco que se derrumbó.

De repente un enorme crujido hizo estremecer cielo y tierra y  desgarró el esfuerzo y la ilusión de los allí presentes. Una inmensa polvareda invadió el ambiente mientras un arco del puente cayó en escasas décimas de segundo al suelo. Todo fue muy rápido, casi como un relámpago. Un estallido de dolor estremeció la tierra. Algunos  salieron despedidos al estar subidos a los laterales del puente……pero José fue el elegido por el destino y quedó para siempre su vida segada bajo los escombros.
 
Su perro presintió lo que había pasado y no se separó del cuerpo de su amo mientras se lo permitieron. Se le intuía triste y abatido y parecía comprender la gravedad de lo ocurrido.
 
José fue enterrado en el castillo de Cornago y el apenado animal siguió el cortejo fúnebre hasta el mismo camposanto. En los días posteriores  parecía habérselo tragado la tierra. Desapareció sin que nadie acertase a saber dónde podía estar. La intensa búsqueda - era como uno más en la familia- resultó infructuosa.
 
Días después, fue encontrado muerto debajo de la cama que José había usado de soltero en casa de sus padres. Era el único sitio de la casa en el que para evitar dolorosos recuerdos, no se entraba y no se le había buscado. Allí se había refugiado sin querer saber nada, encerrado en su tristeza  y rehusando alimentarse, buscando quizás en “el más allá” encontrarse con su dueño. Aunque no esté de acuerdo con la frase atribuida a Diógenes de Sínope “cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro”,no cabe duda que determinadas conductas nos obligan a reflexionar y a acercarnos a este pensamiento…………
 
Un hombre joven con una hija de 2 años y un hijo de uno había dicho adiós a la vida. No recuerdo nada de aquella desgracia, pues contaba algo menos de año y medio. Sólo tengo imágenes en la memoria de jugar con mi primo Santos en una cuna que había en una pequeña habitación adjunta a la cocina.
 
Mi tía Rosario, viuda y sin recursos, continuó por algún tiempo en Cornago hasta que hacia 1958 decidió trasladarse a Barcelona para “servir” y sacar así a sus hijos adelante.
 
Sí recuerdo, con cierta precisión,  el día que se fue. Yo debía tener 3 ó 4 años. Recuerdo cómo fui con mi madre hasta su casa. Mi tía tenía ya todo preparado y la acompañamos al autobús o probablemente a algún taxi que la aproximó al tren a  Tudela; este dato no lo recuerdo bien pues la fotografía que guardo en mi mente corresponde sólo al preciso momento de salir de casa y cerrar la puerta. Tengo perfectamente grabado en la memoria este instante que fue impactante para mí, imagino que por el enorme cariño que mi tía me transmitía y por el contacto tan estrecho que ella tenía con mi madre.
 
Recuerdo algunos detalles personales del momento, (mi primo me dio el único juguete-una pequeña cachaba- que tenía), en los que no viene a cuento extenderse; son fotografías que quedan en la memoria, impresas quizás porque llegaron al corazón.
 
Fueron pasando los años y mi tía, con un esfuerzo digno de encomio, sacó adelante a sus hijos  …….y allí siguen,  en Barcelona, una tierra que les dio nuevamente, si no  la alegría de vivir, sí por lo menos los medios para seguir adelante (aunque la vida, que parece no tener piedad, ha vuelto recientemente a azotar a la familia con la muerte de Rosa María……….).
 
Yo, como no podía ser de otra manera he seguido pasando por ese puente, y siempre al llegar he tenido presente lo sucedido. Los restos del accidente, que  todavía se pueden ver, son como un tic en la memoria que activa los recuerdos.…….
 
Ayer, como tantas veces, volví a pasar por el lugar, pero esta vez decidí parar. Descendí del coche y me quedé en silencio, contemplando el lugar y los restos que del trágico suceso todavía quedan.…………Bajo el puente caminaba el agua, triste y silenciosa, de la lluvia de estos últimos días; decidí, que si hacía más de 50 años que  José  se dejó la vida trabajando en el desarrollo de Cornago, merecía que su memoria se perpetuase aunque sólo fuese con  estas palabras de recuerdo escritas con el corazón y basadas sólo en los retazos, que de lo sucedido, quedan en mi memoria.
 
Hoy sus restos descansan en el cementerio de Cornago donde siempre que voy  realizo una visita a alguien a quien no recuerdo, pero alguien que seguro me acarició muchas veces, alguien a quien yo siempre he tenido en mi pensamiento y con cuya memoria me he criado……………Una lápida humilde, como fue su vida, le recuerda y unas flores le acompañan para expresarle que aunque hace mucho que se fue, su vida y su recuerdo siguen presentes. Como en algún sitio leí una vez ......”tan segura está la muerte de su victoria……….que nos da toda una vida de ventaja”, pero la de mi tío fue corta, muy corta……….y la ventaja  escasa; y aunque dicen que “el tiempo todo lo cura” no me cabe duda que es una de tantas frases hechas con la que nunca he estado de acuerdo; hay heridas que nunca cicatrizan.
 
Sirvan estas letras como homenaje y recuerdo a José Cano “ el hilaíllo”que hace algo más de 50 años dejó su vida en las labores de construcción del puente de “Las Pasás” de Cornago, un 22 de Diciembre de 1955 . Sólo cuando uno es olvidado es cuando realmente muere. Mientras perdure su memoria, vivirá entre sus seres queridos.
 
 
Pedro José Divasón Vaquero


29/Dic/2008

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 19 Años y 2 Meses (junio-1998)
Free counter and web stats