Accede a la versión Móvil
Martes, 12 de Diciembre de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

Dicen que pasó en Cornago...

Hace mucho tiempo (algo más de 30 años), cuando era un chaval, escuché en una de las cocinas de Cornago, al calor de uno de esos hogares en los que se quemaban troncos de leña, la historia que paso a contaros ahora...


Los hechos tuvieron lugar en Cornago, sin estar determinados en el tiempo por una fecha concreta, aunque podrían encajar perfectamente a principios del siglo pasado. Se desarrollaban en una familia cornaguesa: un matrimonio con muchos hijos (como solía ser habitual en aquellos tiempos). No existían por aquel entonces ni el autobús de línea, ni teléfono, ni televisión, ni otros medios de transporte que no fuesen el burro y las abarcas… La situación económica de la familia no era muy brillante, debían dedicarse a la agricultura o a la ganadería y, ese trabajo, normalmente no hace a nadie rico…

Una extraña enfermedad se hizo presente al mismo tiempo en muchos hogares cornagueses, cebándose con los niños más pequeños, muchos de los cuales fallecían sin que se pudiese hacer nada para su curación. Algunos de nuestros mayores recordarán que muchas personas morían por una sanidad deficiente y unos medios tecnológicos, en muchos casos inexistentes; entre ellos, muchos niños, por causas a veces ilógicas e incomprensibles en nuestros tiempos: un parto complicado, una apendicitis, unas fiebres altas de las que se ignoraba su origen, unas quemaduras sin el tratamiento adecuado… 

Los dos hijos más pequeños de la familia de este relato empezaban a manifestar los síntomas de la extraña enfermedad. Los padres, preocupados ante aquel problema, decidieron poner remedio a la misma y les llegaron noticias de un curandero que tenía su residencia en tierras navarras, creo recordar que entre Corella y Fitero.

De madrugada, la madre cogió al burro y se puso en camino hacia la casa del curandero. Para identificar a sus dos hijos enfermos ante dicha persona, les cortó un poco de pelo a cada uno, el cual enseñaría para obtener algún remedio o respuesta del “visionario”.  Como pago a los servicios que iba a recibir, había cogido un talego lleno de alubias de la cosecha de aquel año. A mitad de camino, entre las localidades de Rincón de Olivedo y Cervera, la madre le daba vueltas a la cabeza y pensó que igual con la mitad de las alubias que llevaba, serían suficientes para agradecer los favores del curandero, sobre todo pensando en las necesidades económicas de su propia familia. Por ese motivo, cogió la mitad de las alubias y las escondió en un lugar próximo al Puente de San García.

El caso es que la madre llegó a la consulta del afamado curandero y le mostró los mechones de cabello  de sus dos hijos menores. El curandero, tras examinar el pelo, le dijo a la angustiada madre:

“ El niño al que corresponde esta matita de pelo está muy enfermo, pero sobrevivirá; sin embargo, cuando usted regrese a Cornago, muy cerca del pueblo escuchará doblar las campanas y serán por su otro hijo, el cual habrá muerto”.

La madre, después de escuchar aquellas palabras, todavía incrédula, le ofreció al curandero las alubias que llevaba en el talego. El curandero, el cual no cobraba cantidad fija o cuota por la consulta, dejándolo al criterio y buena voluntad del que requería sus servicios, le respondió:

“En esta ocasión voy a hacer una excepción con usted. Coja estas alubias que junto con las que escondió en el camino, le hacen más falta a usted que a mí”.

La sorpresa y el azoramiento de aquella madre ante aquella respuesta debieron ser mayúsculos.

Pues bien, cuando la buena mujer dicen que caminaba por el término de Santa Ana o de San Roque, de regreso a su hogar, escuchó las tristes campanadas que anunciaban que su hijo había muerto.

Os he contado la historia del mismo modo que yo la conocí, aunque ahora, “creer o no creer”  en la veracidad de la misma…¡eso es cosa vuestra!


23/Oct/2005

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 19 Años y 6 Meses (junio-1998)