Accede a la versión Móvil
Martes, 22 de Agosto de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

Las neveras…

…las de toda la vida.


      Hasta  principios  del  siglo  XX,  gran  parte  del  suministro de hielo que abastecía a los hogares,  hospitales,  bares,  restaurantes, pescaderías…procedía de humildes neveras. Una de  las  primeras  referencias  al  tráfico  y   comercio  de  nieve  en  La Rioja data del  27 de enero de 1597  (hay  que   tener en cuenta que no siempre se llamó La Rioja y  que Cornago, debido   a  su  situación  geográfica  y  a  las  circunstancias  históricas,  en  otros  tiempos perteneció  a  la  provincia  de Soria, precisamente fue en el año 1833 cuando entró a formar parte de la provincia, llamada entonces de Logroño).

       El  hielo  se empleaba para conservar alimentos, aliviar dolencias (bajar la fiebre, rebajar inflamaciones,  cortar  hemorragias,  para  las  quemaduras)  y  elaborar refrescos, helados o granizados (moda  que  algunos atribuyen a  los gustos refinados de influencia gala), aunque los  helados parece ser que vinieron de China de la mano de Marco Polo; bueno,  ese es otro cantar...

     Las neveras consistían en una cavidad en el suelo, de varios metros de profundidad, cuyo interior  estaba normalmente revestido de piedra. Una vez repleto de nieve, en el caso de que no tuviera cubierta (techumbre  permanente)  se  cubría  con  ramas,  helechos  o  paja  y se tapaba  con  tierra  para  protegerlo de  la  lluvia y de las filtraciones. Generalmente el hielo o nieve  no estaban en contacto directo con el suelo, existía una especie de “emparrillado ”  de madera  que facilitaba la filtración del agua que era luego expulsada al exterior.

        Los   pozos   neveros   pueden  clasificarse  de  diferentes  formas,  atendiendo  a  sus características,  aunque  puede  sintetizarse  su  diversidad  en dos grandes tipos: Pozos de acopio o productores (enclavados  en  lugares  elevados  y  normalmente  alejados  de  las poblaciones, cuya   función  era   recoger  la  nieve  para transformarla en hielo)  y pozos de distribución o abastecedores (en  las  mismas poblaciones o en sus inmediaciones, con la finalidad de almacenar el hielo y distribuirlo posteriormente).

   Al estar  situadas a más de 1.000 metros, en casi todas las ocasiones  tenían garantizada la  materia  prima,  llenándose  de forma natural o con muy poco esfuerzo, y su conservación era  excelente  durante  gran parte del año. Aunque el problema es que no siempre nevaba… Otros   inconvenientes  eran  la  distancia  a  los lugares de abastecimiento,   los deficientes caminos  de  acceso  así  como   los medios  y formas de transporte tan rudimentarios de la época.

       Hoy  me  gustaría  recordar  en esta sección las antiguas neveras asentadas en nuestra jurisdicción:

• Una de ellas,  situada en el Borreguil de los Tres Mojones, en el “Hoyo las Herreras”, no se encuentra cubierta y sólo restan algunos vestigios de lo que un día fue. La fuente, que recibe el  mismo  nombre  que  el  paraje “Fuente de las Herreras”, se encuentra a unos 300 metros aproximadamente  del  pozo-nevero,  posee  aguas  muy  frescas  y valoradas por pastores y senderistas.  El   Alto  de  La  Nevera  (1366 m),   se  encuentra  enclavado  en  la  Sierra de Alcarama,  en  el límite  de  la  jurisdicción  de  Cornago  y  Valdemadera, siendo   la  mayor altura  de  la  jurisdicción cornaguesa.  Hace algún tiempo que no frecuento dicho lugar, pero recuerdo  que  había agua y balsas donde bebía el ganado. Próximo a la fuente se encuentra un  camino-carretil  que  conduce  a  Los  Tres  Mojones.

•  Otra  nevera se hallaba asentada en el Borreguil  de Cabeza La Hoya, lugar que se accede subiendo   desde  Valdeperillo  hacia  el  Borreguil.  Hace  muchos  años  manaba  una  gran cantidad  de  agua,  pero  en los años 50, a causa de la explosión de algunos barrenos en el lugar,  la   corriente  de  agua  se  desplazó  hacia  la  Ombría  de  Soria,  frente al pueblo de Villarijo. La altura de Cabeza la Hoya es de 1349 metros.

• La  tercera  nevera, en muy buen estado de conservación, se encuentra situada en el Barrio de  Ombría,  junto  a  una  era,  al  lado  de  la casa de Javier y Candi. La parte superior está cubierta  por  una  bóveda  y  tiene  el acceso o  “boca”  (lugar   por  donde se metía la nieve) en  forma  de  arco. La tradición nos dice que se construyó en tiempos de dominación árabe. Hace  aproximadamente  un  mes,  se  realizaron  labores  de  limpieza en la misma, ya que durante  muchos  años  fueron  depositándose en ella  cosas  muy  interesantes que a todos nos  sobraban…

       Hay  datos  que  permiten  afirmar  que  en  toda  La  Rioja  hubo  en  tiempos  más  de un  centenar  de  neveras, a pleno rendimiento, cerca de setenta siguen conservándose y de  las   restantes   sólo  sobrevive  el  topónimo  o  su  recuerdo.

       Bueno, me despido hasta la próxima, esperando que estos datos tan refrescantes no os hayan  dejado  HELADOS, animando a todos para que visitéis  estos  lugares  y  compartáis con nosotros las fotografías.

Donde esté una nevera de estas...¡¡¡que se quiten los frigoríficos!!!


23/Abr/2007

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 19 Años y 2 Meses (junio-1998)
Free counter and web stats