Accede a la versión Móvil
Martes, 22 de Agosto de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

¡Aquí hay tomate!

“Tó-ma-te, que tó-ma-te, que tó-ma-te, que tomatá, ta-ta…”


 

      El título de este artículo me evoca  nuestro “Libro de Visitas”. Y no sólo escribo porque lo evoque  sino  porque el próximo 7 de julio se cumplen 8 años, desde que se insertó el primer mensaje  o  la  primera entrada en el mismo. Por dicho motivo, ¡¡¡muchas felicidades!!!

      Hoy (21/05/06), a las 23:00 horas aparecen en el mismo 4845 entradas, ubicadas en 485 páginas,  lo  que  nos  indica que por término medio hay unas: 605 entradas al año, 50 cada  mes,  algo  más de una entrada cada día.

      También,  según  las  estadísticas  de la página, se puede constatar que cuando más se conectan los cornagueses es a las 19:00 horas.

      La  segunda visita del Libro, firmada por “PANI”, dice así: “Cualquier pueblo, por pequeño que  sea,  siempre  tendrá alguien que a través de Internet lo pueda hacer grande”. Y no sólo desde Cornago, también desde la Rioja o desde otras provincias, incluso desde el extranjero: Australia,   Argentina,   Reino  Unido,  Colombia… numerosas  personas han visitado nuestra página.

       Jugando  con  lo  que  evoca el título y el contenido de aquel programa, se podría afirmar que  en  nuestro  Libro de Visitas tenemos de todo: desde Cachulis y Pantojos, hasta la Más Grande,  pasando  por  Saritísimas,  Marujísimas,  Belenes  y  Campanarios,  algunos  Pipis y  otros  que  hacen  pipí en la página con sus palabras  y  sus modos  ofensivos.

      Aparece   en   el   Libro  alguien  que  firma  como  “ZARAGATAS”.  Para   mí,  ésta  es  la candidez personificada y reconvertida o reENCARNAda en Carmen Sevilla, con su frescura su  inocencia  y su chispa.

      Luego   también  hay  otro  que  firma  como  “SÓCRATES”,  de  atractivo  e  interesante envoltorio.  Me  sugiere  toda  la pinta de un tal Rodríguez Menéndez que parece que lo sabe todo o...  ¡casi todo!

        Acompañando  a  “Sócrates”,  fiel  a  su señor como el escudero Sancho, escribe en la página  uno que firma como “LLANERO SOLITARIO”, que apostilla todo lo que dice o sugiere el  heleno.  Yo  pienso  en  él  como  si  de  Toni  Genil se tratara e incluso a veces imagino: ¿acaso no será la misma persona quien escribe y adopta esa doble personalidad?

      Luego  aparecen en escena gente con vocación periodística a lo Karmele y a lo Mariñas, con fuentes fundadas y solventes  (eso dicen ellos) que arremeten sin venir a cuento de nada y  sin  piedad  contra una persona. La ponen en la picota y adornan su nombre con una sarta de  improperios  e  incluso  podría  ser que hasta de mentiras o al menos a mí me lo parecen (normalmente   no   se  evidencia  ninguna  prueba  inequívoca  de  que  lo  que  afirman  sea absolutamente  cierto).  Pero  veo  una  diferencia en el estilo: los aludidos periodistas dan la cara  o  rubrican  lo  que escriben, sin embargo en nuestra página se esconden debajo de un nombrecito,  a veces ininteligible. Luego, para subsanar estos males o males peores, alguien tiene  que  coger  la  tijera,  cortar aquí o allá y acto seguido (después de los tijeretazos) nos rasgamos  las  vestiduras  por  lo  de  la  censura  y  la  libertad   de  expresión,  aunque nos olvidemos  de  otros  derechos  de  nuestros  semejantes.

       Otros  quieren  conocer  a  sus  antepasados  o  los orígenes familiares de su apellido y escriben  desde  tierras  lejanas. Me viene al pelo el símil de las personas que frecuentan los tomates  o  salsas  rosas, en busca de la paternidad perdida o no hallada hasta el momento.

      No  puedo  olvidarme  tampoco  de  nuestros  espontáneos  protagonistas, personas que firman  con  nombre  y apellidos o  al menos se deduce de quiénes se trata. A veces podrían compararse  con  los  que  mueven  las  manos,  sonríen, saludan y hasta gritan, tratando de llamar  la  atención  de  los  telespectadores,  cuando está la cámara de televisión enfocando a  otro personaje.  También  aprovechan la ocasión para contar chistes  y hasta para plantear adivinanzas con su solución incluida. 

      Me  hace  gracia  (desde el cariño) alguien que firma como “CHENOA”, sacando pecho y adhesión  a  nuestro  pueblo.  Hay  incluso algún “BISBAL” que le responde, al igual que otra “DEFENSORA”  y  otras  tantas  “CORNAGUESAS”  y  “CORNAGUESES”.

      Un   personaje  popular, simpático donde los haya, con buen humor y con un desparpajo increíble,  firma  la  página  como  “FOLASTERO ESFALAGAU”. Yo me pregunto: ¿Estará el torero de Ubrique detrás de este pseudónimo?

      Hecho  de menos a un “ANONYMUS COWAR”, a quien parece que le dan de cerca “Los Airones”.  Tal  vez   haya  retocado  su  nombre  y  continúe  escribiendo y dejando su huella tiranosaúrica  en la página con otro apelativo.

      Y  no  me olvido  de  “KIPLING”, que por la forma de hablar parece ser que se trata de un joven   y  santo  varón,   que  allá  por  el  2003  trataba  de  acceder  a  la  universidad, cuyo cumpleaños  es  por  el  mes  de  diciembre  (próximo  a  la  fiesta  de los Quintos) el cual le entraba  al  trapo  al  “SOCRATES”  en  algunas  ocasiones.  No sé por qué, pero chatín, me recuerdas  a  un  tal  Kiko del Gran Hermano y de todos tus mensajes, el que más me gustó fue  el  poema  del botijo (entrada número 2684).

      En todo programa que se precie no puede faltar un espacio para la publicidad y otro para el  servicio  social,  para  lo  cual, unos anuncian sus libros, otros preguntan que quién se ha casado,  a  qué parejitas se les ha visto juntas y otros piden explicaciones para saber esta u otra cuestión.

      La   política   ha   ocupado   también   su   parcela  en  este  Libro,  en  el  que  nuestros responsables políticos locales (del signo que sea, porque a veces es lo mismo), han salido a la  palestra  para airearse de este modo nuestras miserias, carencias y debilidades. También se  han mostrado interesantes propuestas (aunque sólo sean “de boquilla”). A propósito de la política,  me  viene  a  la  memoria  lo  que ponía en el cartel que cuando os lo cuente,  todos adivinaréis  en  que  bar  de Cornago se encuentra: “Beber que tengo buen vino, de política ni hablar.  No  blasfemar ni armar broncas y antes de salir pagar”.

      Críticas  (a  veces  de  rechazo  a  los eventos que se habían programado en el pueblo, a veces  de  adhesión a los encargados de prepararlos y en otras ocasiones de agradecimiento para los mismos),  o  sea, como la vida misma. Lo de las fiestas en Cornago es casi  igual a lo  que nos cuentan en “El Tomate”, desde Marbella con Gunilla y su comparsa, dedicándose a  disfrutar  de  lo  lindo  lo  que les ofrece su tierra, su gente, sus yates y sus petro-dólares.

      “Fiestas,  besos, bss, besukis,  muak y muak,  fiestukis,  qué bien me lo pasé que guay y   qué   chachi   piruli”,   son   muchos   los   mensajes  que  también  aparecen  con  estos trascendentes contenidos. ¿Quién dijo que Cornago no era un pueblo bien moderno?

      Y  también  aparecen  lindas “FLORECITAS” de invernadero, salpicando con su alegría el tupido césped del Libro de Visitas, como si de La Seis Dedos o Tamara se tratasen, dándole alegría a la huerta.

      Zaldívares  y  modositas  Carminas,  con  melena  al viento y pose exclusivo de quien no defeca nunca jamás, se miran el ombligo en otras tantas entradas, reprochando "no sé qué a no  sé  quién", a la voz de: "Ya está bien, qué van a pensar de nosotros/as,  no te preocupes por la salvajada que te acaban de poner, eres la mejor..."  Aunque  también  es cierto que no denotan con ello ningún ánimo de lucro.  O  sea,  que  el  vivo al bollo con la Rebollo (o como se diga).

       Últimamente se echa de menos la presencia de algunos habituales. Serán los calores y la  pereza  que  abochorna  nuestro espíritu, o tal vez será que los exámenes están cada vez más cerca, o puede que no haya  en estos momentos “carnaza” para las fieras  o resulta que estamos  aburridos  de estar aburridos.

       Se  podría  seguir  hablando  y  hablando,  o  mejor  dicho:  escribiendo  y escribiendo…Estos casi ocho años han dado mucho de sí. Por todo ello, con la aguda picardía de JORGE JAVIER,  incapaz  de  hacerle  daño  a  una mosca, con un sentido del humor que le permite hasta reírse de su propia sombra, me despido de todos vosotros y…¡¡¡QUÉ SIGA LA FIESTA EN NUESTRO LIBRO DE VISITAS!!!

 

  • Posdata:  Después de esta feliz ensalada de TOMATE,  tan  refrescante  para nuestra memoria,   os   deseo   a  tod@s  unas  felices vacaciones y espero seguir recopilando datos  e historias  para  ofrecerlos próximamente desde esta sección, invitando a todo aquel  que  quiera  decir  algo  que  nos  lo  haga  llegar  a  través de “ANGELITO”.

 

 


 


22/May/2006

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 19 Años y 2 Meses (junio-1998)
Free counter and web stats