Accede a la versión Móvil
Viernes, 20 de Octubre de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

Agua, agua y agua…

¡De nada!


       Un tiempo seco suele ser  generador de una mala  cosecha. Una mala cosecha conlleva irremediablemente   el   encarecimiento   de   los   productos   y   en  numerosas  ocasiones enfermedades   y   plagas.   El  agua,  de  todos  los  productos,   es    "el  que lo  deja  todo más blanco”,  ya  que  su  ausencia o escasez,  depara  un horizonte bien negro para los que habitamos este planeta azul,  cuyas ¾ partes son del preciado líquido. Y cuando los remedios humanos no funcionan,  o no son suficientes, o las inclemencias del tiempo desbordan todo pronóstico y  cualquier gesto  o  acción  humana  resulta  infructuoso,  se implora al Cielo

         En  Cornago,  en  una sociedad que dependía hasta hace bien poco exclusivamente de la  agricultura  y  ganadería,  (como  en  otras  localidades vecinas), en tiempo de sequía  se realizaban  este  tipo de prácticas.

         El  origen de las rogativas probablemente haya que buscarlo en la fiesta pagana de las Robigalia  que  los  romanos  celebraban  hacia  el  25  de  abril,   en honor de la divinidad de Robigo,   a  quien  imploraban para la protección de sus cosechas y en especial la del cereal contra la royuela, con procesiones (las ambarvalia), sacrificio de animales, así como diversos ritos,  ofrendas,  cantos…

     Posteriormente la Iglesia, en su afán de cristianizar esas celebraciones paganas, instauró las  rogativas, en su modalidad de Letanías Mayores y Menores, teniéndose conocimiento de que  las procesiones de rogativas fueron instituidas por San Mamerto, obispo de Viena, en el año  469, aunque también existe constancia de dichas prácticas casi 100 años antes, en los tiempos  del  Papa  Liberio.  Parece  ser que  en  España  se  recomendaron  en las iglesias visigodas  con el Concilio de Gerona del año 517, fuera del tiempo pascual. En sus orígenes, las  rogativas  tenían  un  carácter popular, adquiriendo en la Edad Media una dimensión más profunda  y  penitencial.

      Y no sólo la Iglesia Católica imploraba agua al Todopoderoso, también durante el califato de  Abderramán III, el territorio de Al-Andalus sufrió los rigores de la escasez de agua, según lo  relata  Ibn  Hayyán  en  el  Muqtabas V, lo que propició que el cadí (sacerdote musulmán) tuviera  que  realizar  plegarias  pro-lluvia  por  un  período  cercano a los  dos meses.

          La  introducción  de  las  llamadas  “Letanías  de los Santos”  en estas celebraciones, oración   sencilla   de   raigambre   popular,  seguramente  fue  con  posterioridad. El   primer testimonio de esta práctica  es un ordinario compilado hacia los años 802-803 por Engilberto, abad  de  San  Riquier,  para  uso  de  su  monasterio.

         Las  “rogativas”  tenían  diversos  motivos  y  fundamentos,  aunque  siempre  unidas al hecho  de  pedir,  rogar  o  implorar   al Ser Supremo  la lluvia necesaria para los campos (ad pretendam  pluviam),  en otras ocasiones para que dejase de llover, para que concluyese una guerra,  para  que  cesaran  los  efectos  de  una  plaga, desapareciese una enfermedad o se erradicase  una  epidemia.


        Estas  ceremonias  en  las  que  solía  participar todo el pueblo y eran presididas por el sacerdote,  en  Cornago  se realizaban generalmente alrededor de “Los Arbolitos”, aunque en otras  ocasiones  se recorría el habitual trayecto procesional por todo el pueblo, entonando la tradicional  Letanía  de  los  Santos,  al son de la monodía  gregoriana  con su “ora pro nobis” incluido.  Se  solía sacar en la procesión al Cristo del Convento de Nuestra Señora de Gracia de  Campolapuente   y  a  la Virgen de la Soledad, a quienes se imploraba el favor divino para las  cosechas  y  el  amparo  para  los que vivían de ellas. Aún subsisten tradiciones como la bendición  de  los  campos,  en las que en un determinado momento de la procesión se reza orientado  el  público  a  cada uno  de  los cuatro puntos cardinales, o procesiones de acción de  gracias  tras  la  cosecha  del  verano, como la de  "La Vuelta a la Virgen".

         En  la  memoria  de  nuestros  abuelos  todavía  perdura   una  melodía  centenaria que transcribo a continuación:

¡Agua y agua y agua,
agua Redentor!
Los campos se secan,
Sumo Creador (bis)

Y si la cosecha
no nos favorece,
Señor, ¡danos agua!,
la lluvia fenece (bis)

Virgen de la Soledad
quien tuviera tu poder
para subir a los cielos
y comenzar a llover (bis)

Hasta los pájaros piden
agua “pa” beber en charcos
y nosotros, pecadores,
para regar nuestros campos (bis)

Santo Cristo del Convento
quien tuviera tu poder
para subir a los cielos
y comenzar a llover (bis)


Cristo del Convento que se saca en Las Rogativas

 

 

         Posiblemente  la  canción  original  tenga  más  estrofas,  puede  que  el  orden  de las mismas  no  sea  el  que  se  ha  escrito  y podrían existir igualmente alteraciones en alguna palabra  o  letras. Es una canción que ha llegado hasta nuestros días gracias a la tradición y transmisión oral.  Nuestros abuelos la cantaban cuando eran pequeños por haberla aprendido de  las  generaciones  precedentes  y así nos la han hecho llegar a nosotros. Parece ser que los  niños  se  vestían  con  túnicas  blancas, portaban coronas que adornaban sus cabezas, lucían   complementos  de  hiedra  y flores, haciendo de esta guisa  y en grupos su particular rogativa.  Poco  a  poco,  estos ritos de nuestros chavales fueron quedando en desuso, con toda probabilidad hace cerca de  medio siglo.

          Después   de   examinar   el " cuaderno de bitácora " de quien se dedicó a capitanear las  almas  cornaguesas   durante   más  de   44  años,   Don   Félix Caballero Agredeño, se pueden  rememorar  algunos  momentos  alusivos al  tema  que  hoy nos  ocupa:

  • El   día  13  de  abril  de  1942,  se  sacó  a  la  Virgen  de  la Soledad de su capilla al presbiterio,  con  el fin de iniciar al día siguiente las Rogativas para pedir lluvia, ante la pertinaz  sequía  que  se  dejaba  sentir  en  los  campos  de  Cornago,  hacía ya seis meses. Lo curioso fue que ese mismo día 13 por la tarde comenzó a llover y prosiguió en  los   días  siguientes,  por  lo  cual  ya  no  se creyó necesario celebrar la rogativa extraordinaria. Pero el domingo siguiente por iniciativa del Ayuntamiento se celebró en honor   a   la   Virgen   una  fiesta  de  Acción  de  Gracias, sacando en procesión por Los Arbolitos  a  la  Patrona.  A  continuación, solemne  misa cantada.

  • El  día de San Marcos, 25 de abril, según la costumbre de la Parroquia, se celebraron las  rogativas  a  San  Marcos.  No  hubo  mucha asistencia de fieles, pero los niños y niñas   de  la  escuela  con  sus  maestros  sí  que  asistieron  y  fueron  devotamente respondiendo  a  las  letanías  y  cantaron  la  misa.

  • Solemne  bendición  de  campos,  10 de mayo de 1942. Según costumbre inmemorial tuvo  lugar  la  bendición  de los campos, después de la misa se salió en procesión de Rogativas  cantado las Letanías de los Santos y en el lugar correspondiente del paseo de   Los   Arbolitos  por  donde  se  hace  la  procesión,  el  párroco  hizo  la  solemne bendición  de  los  campos  y  cantó  los cuatro evangelios en al forma prescrita por el Ritual  Romano,  continuándose  después  en  procesión  hasta  la  Iglesia  Parroquial cantando  las  letanías  a  la  Virgen.

  • Triduo  de rogativas de la Ascensión del Señor.Se celebraron los tres días en la forma indicada el día de San Marcos, haciéndose la procesión por el paseo de Los Arbolitos y  con  misa cantada.

  • 8,    9   y  10  de  junio  de  1942.  Rogativas  para  pedir  lluvia. Por  iniciativa  de  las Autoridades, se celebraron solemnes rogativas para pedir a Dios lluvia, por intercesión de nuestra Madre y Patrona la Virgen de la Soledad, procediéndose en ellas, según el ceremonial  de  costumbre.  Tuvieron   lugar   los  días 8,  9  y  10 de Junio de 1942, a primera  hora  de  la  mañana,  saliendo  en  procesión los tres días por Los Arbolitos, cantando  las  Letanías de los Santos, el primer día y el tercero sacando a la Virgen y el  segundo  sin  Ella.

  • Bendición  de  campos.  Año  1944.  Siguiendo  la  costumbre  tradicional, el domingo siguiente al tres de mayo, fiesta de la Santa  Cruz, tuvo lugar la solemne bendición de los campos,  según el Ritual. La bendición estuvo acompañada de una benéfica lluvia, grandemente  deseada  por la pertinaz sequía que hacía temer por la cosecha. A este acto asistieron las Autoridades.

  • El triduo  de  rogativas de la Ascensión del Señor siguió celebrándose hasta que en el año  1977,  la  festividad  de la Ascensión se trasladó al domingo siguiente inmediato, con  lo  cual  se  perdió  el  objeto  y  enclave  de  dicha  Rogativa.

  • La  bendición  de  los  campos,  que  en  el  año  1977 se celebró el día 8 de mayo se celebró  de   la   forma   acostumbrada   y  siguiendo el ritual, pero las Autoridades no asistieron  dicho  año.

         En    uno    de    los   años   más  calurosos  y  secos   de  la década de los años 80,  recuerdo que se hicieron  una  de  las últimas rogativas en la Parroquia de San Pedro, en las que    se    congregó   numeroso    público.    El   rigor   estival    se   hizo   notar   ese   año considerablemente  en el caudal del río  Linares,  las  horas  hábiles  de  agua  en  el grifo se recortaron,  el  cloro  vino  a aportar su particular   sabor   a   estas   aguas  de  excepcional  calidad,    incluso   se   estudiaron   otras  posibilidades   para   el   abastecimiento  de agua potable  a  la   población,  tales  como  la  realización  de pozos o acuíferos, contratación de  buscadores de agua o zahoríes,  implantación de motores de riego para mantener la cosecha de  los  regadíos,  hasta  que  por  fin  se  vislumbró una solución humana,  lógica y costosa: se construyó el pantano.

         ¿Elemento mágico,  respuesta divina a nuestras demandas o pura casualidad? Lo cierto  es  que ese mismo año (el año de la rogativa),  por  San Isidro, el cielo lloró de alegría y empapó una vez más nuestros campos.


15/May/2006

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 19 Años y 4 Meses (junio-1998)