Accede a la versión Móvil
Miércoles, 24 de Mayo de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

Formas y medios de ganarnos el pan (II)

A continuación hago un pequeño recorrido por los oficios y profesiones existentes en nuestro pueblo...


<< Volver a la página anterior 

 

  • Obreros que salen fuera del pueblo: Brigada de extinción de incendios, obreros de fábrica, recolectores de fruta, de remolacha, espárragos, patata, tomate… ¡En este pueblo trabaja hasta el apuntador!
  • La fábrica del melocotón: Que funcionaba sin parar durante esos meses de verano. Cuantas horas y cuartos de hora se hacían en esa fábrica…Algunas personas adquirieron la licenciatura en el arte de hacer “orejones”.
  • La fábrica de la banderilla: Para gustos los colores. El caso es que si no era en el melocotón, pues era en la fábrica de las banderillas. ¡Qué buenas y qué grandes trabajadoras son las mujeres de Cornago!
  • Trabajos temporales en fábricas de conserva en Andosilla, Cárcar, Autol, Quel…: Si no había trabajo en el pueblo había que ir a buscar el cocido a otra parte. ¡Cuántas historias ocurrían y cuánta risa se desparramaba en aquellos pisos de solteras!
  • Las jóvenes que salían a “servir”: A realizar las tareas domésticas en otros hogares y ciudades, a cambio de un sueldecito. Lo del sueldecito es porque normalmente les exigían mucho a cambio de poco dinero…
  • Otras labores de artesanía: Como el ganchillo, punto, bolillos, cestería, que generalmente hacían y siguen realizando nuestras abuelas. Todos tenemos algún centro, pañito o juego de cama donde se ha recreado el arte del ganchillo de nuestras mayores. Por cierto, ¿quién se acuerda de la Señora Irene?. Era una anciana, creo que viuda, enlutada, de habla pausada y serena, con un pañuelo en la cabeza que vivía sola. Su casa estaba donde actualmente viven Mª Antonia y Bautista. La anciana tenía alguna cabra. Recuerdo que era muy aplicada y recogía cualquier cosa que pudiera servirle para sus labores (cintas, papel de caramelos, papel de aluminio, trocitos de papel de colores…) Qué trabajos tan bonitos hacía aquella mujer con las cestas, los adornos, bastón del “Mozo de Vara”, los cofres que en su tiempo llevaban los Reyes Magos…Un día recuerdo que a unos niños (entre los que yo estaba) nos dijo: “Tomad un caramelo para cuando me muera recéis por mí”. Cuántas veces me acuerdo de la rica pastilla de café con leche que me dio y de aquella buena mujer.
  • Esquiladores: Primero fue con tijera y luego con máquinas eléctricas cada vez más sofisticadas. Había varias cuadrillas de esquiladores y hacían la temporada del esquileo trabajando en Cornago, en muchos pueblos de La Rioja, varias localidades de Navarra… Retiraban el manto de las ovejas para dejarlas fresquitas en el verano. Todavía quedan algunos de esos esquiladores (unos jubilados y otros en activo); preguntadles y que os cuenten las historias que se vivían en los corrales durante el esquileo. Seguro que del sacrificio y del esfuerzo que realizaron ya ni se acuerdan…
  • Albañiles: Variado y muy numeroso gremio en Cornago. Algunos de ellos continúan construyendo edificios y haciendo más acogedores nuestros hogares. Unos han empedrado las calles y otros han hecho grandes muros y paredes. Todos ellos han contribuido en mantener en pie nuestras casas y hacer más bonito nuestro pueblo.
  • Músicos: Familias llenas de artistas como “Los Pochas”, “Los Vaqueros”, entre otras, que tan buenos ratos nos hicieron y nos hacen pasar con sus canciones, las charangas y las verbenas, igual en Cornago que en otros lugares donde siempre suele haber algún cornagués.
  • Fotógrafo: Durante muchos años, el que mejor conoce todas las caras de los cornagueses por su profesión ha sido el Sr. Olarte, con quien seguramente habremos viajado en más de una ocasión …
  • Taxistas o conductores: Aún queda alguno, aunque ahora, cada cual suele tener su propio vehículo en el que poder desplazarse él y sus familias.
  • Electricistas: Hace cerca de 30 años, cuando el voltaje de la luz en los hogares de Cornago era de 125, recuerdo que había un señor, de nombre Santiago, al que todos conocíamos con el apelativo cariñoso “El Chispas”, el cual con una vara de madera se encargaba todas las tardes de ir accionando todos los interruptores de las farolas del pueblo, las cuales estaban ubicadas principalmente alrededor de la Plaza Mayor. Ese señor también se encargaba de la instalación de enchufes, lámparas y fluorescentes en los hogares que era requerido. Otro veterano electricista fue: Jesús Ochoa. Posteriormente llegaron otros, probablemente con mucha mayor preparación técnica y dotados de mayores medios materiales.
  • Herreros y herradores : Realizaban tareas en la fragua. Yo conocí a 3 de ellos. Se encargaban del herraje de las caballerías; así mismo, otros complementaban sus quehaceres cerrando herméticamente las conservas de los envases de lata. Con la llegada de los botes o frascos de vidrio, poco a poco dejó de enlatarse la conserva.
  • Otros servicios y profesiones: Han sido numerosos los bares y tiendas , los cuales han ido cambiando de nombre y en ocasiones de titular o emplazamiento; panaderías; maestros (generalmente de fuera), algunos han vivido muchos años entre nosotros como un vecino más, los más veteranos, entrañables y seguramente los más queridos (Don Paco y Doña Maruja), que quisieron quedarse para siempre con nosotros; médico; practicante; veterinario; sacerdote; estanco; farmacia; alcalde; alguacil; guardias civiles; guardas forestales; carpintería y ebanistería; peluquerías; cajas y bancos…

Así mismo, debido a los estudios realizados por muchos cornagueses (licenciaturas, diplomaturas), oficios, profesiones, razones de trabajo, circunstancias personales y familiares, algunos de ellos han tenido que trasladarse a otras ciudades, incluso del extranjero, aunque todos ellos guarden en su corazón las mejores esencias cornaguesas y ese orgullo de haber nacido, haber vivido, haberse criado y querer mucho a su pueblo.

Muchas profesiones, por diversas razones han sido consideradas tradicionalmente como masculinas, aunque en numerosas ocasiones se podría hablar también de agricultoras, pastoras, alcaldesas, doctoras, practicantas… sin demérito para ellas, en lo referente a productividad y calidad de su trabajo.

Seguramente me dejo por citar algunas profesiones, pero sé que me vais a perdonar, ya que no ha sido mi intención olvidarme de ninguna de ellas. Si alguno/a estuviese interesado en el tema, hace cerca de 30 años se publicó un libro (seguro que lo conocéis) en el que existe una abundante clasificación de profesiones, con datos referentes al número y personas que componían cada uno de los gremios. Hacer un estudio completo resultaría muy extenso y el paso del tiempo es el que se encarga de que las profesiones, los modos de vida y las personas seamos distintos.

 

<< Volver a la página anterior 


10/Oct/2005

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 18 Años y 11 Meses (junio-1998)
Free counter and web stats