Accede a la versión Móvil
Martes, 22 de Agosto de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

¡Oiga, doctor!

Recétenos su optimismo, su tesón y muchas vitaminas de cariño a Cornago.


      El  personaje  que  hoy  traigo  a  esta  sección es todo un lujo y  privilegio, pero no lo es menos la persona entrañable que hay debajo.

J.M. Palacios        Nació    en    Cornago   (La   Rioja)   el   7   de   agosto   de  1926,     frente     a     la    casa    de   “Las  Cardenalas”,   en   la vivienda   de   su   abuela,   Paula   Lope.   Sus  padres, D. Pedro Palacios  y Doña   Josefa  Sánchez,   lo   recibieron   con  mucha  alegría    en    esa    familia    de   cinco  hermanos (actualmente  viven  tres),    siendo    Juan-Manuel   el   único universitario. Pasó sus  primeros   años   correteando   por   las  calles  de su pueblo con sus amigos y compañeros de juventud:  Pedro  Ridruejo   “El   Perico”,   José   el   hijo   de  Bruno  y  otros tantos chavales que iniciaron    una    amistad   y    recuerdo    entrañable    que    aún conservan. 

        Su maestro de infancia D. Roberto Mayoral le inculcó sabias enseñanzas que le forjarían como  persona  y como docente.

      En  el  año  1937,  en  plena  Guerra  Incivil,  con  10  años hizo su primera comunión en Cornago,   en  la  ermita  de  Santa  Catalina.  Nuestro  entrevistado  la  recuerda  como  una ceremonia   sencilla  y  emotiva.  En  esas  fechas  su   progenitor  ya  había  fallecido  y  en tales  circunstancias,   estaban  todos  para  pocas  fiestas  y  celebraciones.

       En el año 1939 ingresó como bachiller en el Instituto de Enseñanzas Medias de Logroño (actual  Sagasta).  Más  adelante,  en  la  capital   maña   iniciaría la licenciatura en Filosofía y    Letras,    que    concluyó    en    Barcelona.    También    la    Universidad    de   Navarra  contribuyó  decisivamente  en  la formación de D. Juan Manuel.

       En   el  año  1946  realizó  su  servicio  militar  en  Zaragoza,  en  Aviación  y  como  era estudiante,  estuvo  destinado  en un laboratorio militar como ayudante, donde colaboraba en tareas  de  análisis clínicos.

       Su  trabajo  cumbre,  su Tesis Doctoral sobre el aragonés universal: Miguel Servet, sería defendida  en  la  Universidad  de  Zaragoza.  Luego… toda  una  vida  de  entrega  a sus dos pasiones:  la  docencia   y  la  investigación.

       Su  vida personal y profesional ha estado repartida entre Aragón, Calahorra, Madrid, Las Palmas de Gran Canaria y Logroño, siendo esta última la ciudad donde más años ha pasado de  su  vida.

       Es  desde  1955  Cronista  Oficial del Real Monasterio de Sijena (Huesca). Posee en su haber  abundantes  felicitaciones  y reconocimientos a su labor: Felicitación y distintivo de la Excma.  DiputaciónProvincial de Huesca, Manifestación de la Universidad de Cali (Colombia), Voto  de  Gracias  del  Excmo.  Ayuntamiento  de  Cornago,  Voto   de  Gracias  del Excmo. Ayuntamiento  de  Villanueva  de  Sijena, Hijo Adoptivo de la villa riojana de Sotés, aunque la medalla  que  luce  con  más  mérito es la de “Buena Persona” que se la conceden día a día, todos aquellos que lo conocen.

        Con  esta  entrevista  nuestro  paisano cornagués me abrió su casa y su corazón. Sólo pretendo  que  disfrutéis  de  ella  con  la  misma  intensidad   que yo lo hice el pasado 28 de marzo de 2006,  en su despacho.

  • D. Juan Manuel, hábleme de sus novias.
    - Naturalmente  que  tuve  algunas  amigas,  pero  mi  novia  definitiva  y  mi mujer por siempre es Doña María Isabel Castaño Sobrón. La conocí en Cornago, ella era una de las maestras del pueblo.
  • Pero,  dígame  en qué se fijó por primera vez cuando vio a doña Isabel. Y no me diga  que  fue  en  sus  ojos,  porque  aunque los tiene muy bonitos, yo no me lo creo…
    - Me  fijé en ella en su interior, en sus virtudes y en su cultura.  Nos casamos el 22 de diciembre de  1956  en Logroño, en la Parroquia de Santa Teresita.
  • Y después de la boda, ¿dónde fueron de viaje de novios?
    - Viaje de novios no tuvimos, entonces no había posibilidades.
  • ¿Y qué me dice de su descendencia?
    - Hemos  tenido 3 hijos (2 médicos y 1 matemático), todos ellos trabajan actualmente y tenemos 3 nietos: de 5, 7 y 10 años.
  • D. Juan Manuel,  nos  gustaría  conocerle  un poco  más.  Díganos 3 virtudes y 3 defectos que definan su personalidad.
    - Mi madre, que seguramente era la que mejor me conocía,  solía decir de mí: “Mi hijo, Juan Manuel,  tiene  una  cabeza  de  bronce”,  refiriéndose  a  mi empeño y  tesón en conseguir   lo  que  me  propusiese,  costara  lo  que  costase.  Soy  un  defensor  del esfuerzo  y  del  trabajo  constante  en  la vida para conseguir metas que merezcan la pena.  Me  considero  que  soy  un hombre honesto y sé que defectos tengo muchos, aunque  me  considero  apto  para  el  diálogo  y  para la amistad.
  • Cambiando  de  tercio,  ¿por  qué  Doctor  en  Historia  y  no  boticario, como su madre?
    - Creo  que  por  vocación.  Mi  pasión ha sido siempre la investigación. Recuerdo que siendo  muy  niño,  con sólo 10 años, ya realicé una pequeña obra o apunte sobre las costumbres   de   Cornago,   el  castillo,  su  historia…  Por  desgracia  aquel  trabajo actualmente  no  lo  conservo,  aunque  durante  toda mi vida he realizado más de 200 estudios  publicados  en  revistas  especializadas  y  de  divulgación.
  • Dicen  que  la  historia es la que nos cuentan los vencedores o supervivientes de un  conflicto.  ¿La  historia  se  manipula? ¿Cómo se consigue el equilibrio para alcanzar la verdad?
    - El reto de un historiador está en tratar de descubrir siempre la verdad. Hay que leer y consultar  mucha  información,  después  hay que contrastarla. Es necesario patearse muchos  fondos  de  archivo,  manejar  una  amplia  bibliografía  y sobre todo, ser muy honesto.
  • ¿Qué parte o rama de la Historia es la que más le apasiona?
    - Sobre todo el renacimiento español (siglo XVI), temas medievales y también algunos aspectos contemporáneos.
  • ¿Se  hace  camino  al  andar  o  sólo  se  camina por la senda que otros nos han marcado? ¿Le gusta ser rebelde y explorar nuevas veredas?
    - Estoy  convencido  de que se hace camino al andar. Me gusta llegar al conocimiento de lo desconocido. Tengo como historiador una curiosidad plural.
  • Ahora, sigamos jugando un poco al “yo le pregunto y usted me contesta”:
  • En   su   dilatada  trayectoria  (casi  80  años),  como  testigo  excepcional  de  su tiempo  e  historiador,  ¿cuál  es  su  momento  personal más importante? Voy a apuntar  dos  momentos:  La  defensa  de  mi  tesis  doctoral sobre Miguel Servet y el nombramiento   de   Hijo  Adoptivo  de  la  villa  de  Sotés,  por  parte  de  su  Excmo. Ayuntamiento.
  • ¿Cuál  es  el  momento  histórico  más desafortunado? Sin duda alguna, la Guerra Civil del año 36.
  • ¿Cuál ha sido el momento más alegre y feliz de su vida? El día de mi boda.
  • ¿Qué es para usted lo más inverosímil que tiene la vida? Lo más increíble para mí es que las personas no se quieran más entre ellas.
  • Dígame   3   señas  de  identidad  de  los  siguientes  lugares:  Logroño,  Sotés  y Cornago,  en  qué  se  parecen  o qué los diferencia. Son 3 localidades riojanas de gran  raigambre  regional.  Logroño,  por  su  carácter,  es  una  de  las  ciudades más entrañables  de España; Sotés es mi segunda residencia, un pueblo encantador a tan sólo  17  kilómetros de la capital, muy vinculado a ella y Cornago es una villa histórica muy  hermosa,  digna  de  ser más conocida.
  • Ser cornagués es…Título de Gloria.
  • En  su  larga  trayectoria,  ¿qué  le  queda por hacer?  Muchas cosas, pero lo más inmediato  es  concluir varios libros y estudios que tengo empezados, por ejemplo uno de la villa de Ventosa.
  • ¿Cualquier  tiempo pasado fue mejor? Creo que no. Estoy “jubilado jubilosamente”, hoy  vivo  plenamente  como  un  señor  jubilado,  con la feliz compañía y apoyo de mi mujer,   realizando   las  actividades  y  tareas  que  más  me  gustan,  sobre  todo  la investigación.  Si  me  quitaran  el  poder  realizarme con el estudio y la investigación, existiría un vacío muy grande en mi vida. Creo que “me moriré con las botas puestas”, o sea, “entre papeles viejos”.
  • ¿Conduce  actualmente?  Hace  poco  que  me  compré  un  coche precioso y tengo renovado  mi  permiso  para  conducir, pero entiendo que a mi edad (casi 80 años), tal vez no sea lo más adecuado.
  • Se  dice  que  detrás  de  un  gran  hombre  hay  una  gran  mujer, pero…¿quién manda  o  quién  lleva  los  pantalones  en su casa? (Sonríe mientras responde):Yo diría que en casa mando yo, pero en mí manda mi mujer…
  • Mi abuelo decía: “ se tenía que ser viejo antes que joven”. ¿Cambiaría eso algo? En  cierto  modo  sí,  pero  eso  es imposible, pues la experiencia se adquiere con los años y  viviendo…
  • ¿Cuánto tiempo hace que no aparece por el pueblo que le vio nacer? Hace cerca de  un  año.   Fui  el promotor de la colocación de las placas en el Barrio Judío y en la casa  del  Beato  Germán.   Ese  fue el motivo que me llevó a visitar a mis convecinos para colocar las citadas placas.
  • Sabemos  que  usted  es  un  hombre de mundo. ¿Qué ciudad, país o continente que  haya  visitado le ha sorprendido más?
    - Me encantó Italia,  pero sobre todo la ciudad de Roma. Se comprende que es por las razones   históricas   y   monumentales  de  aquella hermosa  capital,  entre  las  que destaco, haciendo un gran esfuerzo: el Coliseo  y  el Vaticano.
  • ¿Tiene usted en su memoria algún alumno ilustre o aventajado?
    - Muchos,  tanto  del  orden  político,  cultural,  social,  religioso  y académico. Podría nombrar  a  un  buen  puñado  de ellos, aunque por razones de tiempo y espacio, sólo destacaré    a   dos  de  ellos:  Jesús   Baigorri (gran Catedrático) y José María Arrieta (Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos).
  • ¿Lee usted la sección “El Bagar”?
    - No  suelo  navegar  habitualmente  por internet, únicamente me conecto para realizar alguna  consulta  o por un motivo puntual, aunque alguna cosa de “El Bagar” sí que he leído.
  • ¿Qué le falta a Cornago?
    - Hacer  todo  lo  posible  por  conservar  a  toda  costa  las  tradiciones y costumbres centenarias.
  • ¿Qué le sobra a Cornago?
    - Me  resulta  difícil  responder… Es  un  pueblo tan completo…Para mí es de los más interesantes  que he conocido y me precio de conocer la Rioja de “pe a pa” o de “cabo a rabo”.  No  es  sólo  una   mera opinión, es un hecho contrastado.
  • ¿Cuándo nos va a sorprender y deleitar con otro libro sobre Cornago?
    - En este momento no tengo en mi mente una fecha fijada, aunque a Cornago siempre lo  tengo  presente  en  mi  corazón.  Próximamente  voy  a publicar un libro sobre las aguas  minero-medicinales  de  La  Rioja y, lógicamente tengo que hablar en él de “La Pazana”;  por  otro  lado, desde hace varios años vengo colaborando de modo habitual con  algún  artículo  en  el  programa de fiestas de nuestro pueblo.
  • Hemos  llegado  al  final de esta entrevista y ahora es la ocasión de decir todo lo que quiera,  que  por malo que sea, no se lo vamos a tener en cuenta.
    - Que  quiero  mucho,  mucho,  mucho  (3  veces  mucho) a mi pueblo y a la gente de Cornago,  sin  olvidarme  tampoco  de  los  vecinos de Sotés que quisieron adoptarme como hijo suyo.

      Durante la entrevista, Doña Isabel (su esposa), entra y sale del despacho y le noto cierto brillo  en  sus ojos. A  D. Juan Manuel, cada vez que la mira se le enciende la sonrisa y a mí me suceden las dos cosas a la vez:  me  brillan los ojos y se me enciende la sonrisa,  al ver la  cestita  de  bombones  con  los  que  me  obsequian estas dos personas extraordinarias.

D. JUAN MANUEL PALACIOS SÁNCHEZ sigue presumiendo de cornagués y Cornago presume de cornagueses como él. ¡Muchas gracias, Doctor!

 


16/Abr/2006

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 19 Años y 2 Meses (junio-1998)
Free counter and web stats