Accede a la versión Móvil
Martes, 25 de Abril de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

Érase una vez ... una plaza...

Dedicado a Santiago Lacarra “El Diablo”


Recuerdo en Cornago una plaza en el centro del pueblo, rectangular, muy amplia o por lo menos esa idea daba después de aparecer por cualquiera de las 5 angostas calles que en ella desembocaban.

Una plaza en la que todos los niños/as de las escuelas alegraban las mañanas y tardes  en las salidas al recreo.

Una plaza en la que era frecuente ver pasar a Dn. Félix Caballero, párroco de la localidad y que departía amablemente con todos los chavales/as; a la pareja de la guardia civil con su tricornio, capa y fusil al hombro ….…imagen que nos sobrecogía y que hoy afortunadamente ha dado un giro espectacular.

La plaza..sí……..era nuestro lugar de reunión. Allí estaba la tienda de  Gilda para cualquier necesidad, la del Garraleta y los bares del Pedrín ( con cine en su mejor época), del Manazas y del propio Garraleta ( en cuyo salón también hubo cine). Era el núcleo, el lugar donde la economía se movía y donde el Ayuntamiento en pleno centro, se convertía en lugar  de peregrinaje por uno u otro motivo.

En los bajos del Ayuntamiento estaba la sala del juzgado y la cárcel……..sí, la cárcel, donde recuerdo haber visto algún que otro inquilino en mi más tierna infancia. No tranquilos…no daré nombres……

Allí igualmente estaba la fuente, lugar habitual de tertulias, y donde hasta la traída de aguas, las mujeres y chicas jóvenes fundamentalmente aparecían al atardecer con sus cántaros para llevar el agua a casa, ……y ¡cómo no!, el pilón……donde más de uno recibió un buen chapuzón ( segundo bautismo) en fiestas, en noches de juerga, o en esos días en los que los productos etílicos se suben a la azotea.

Estaba también la oficina de Cajarioja ( entonces Caja Provincial de Ahorros de La Rioja), con horario de tarde-noche y donde la gente esperaba refugiada en los portales.

El frontón convertía a la plaza en centro de reunión a cualquier hora del día y especialmente los domingos por la tarde donde siempre había algún interesante partido que ver.

Allí vivía “el chispas” y casi en la misma plaza se ubicaban varias carnicerías.

Muy próximo “ el Tanis” ( que sacaba alguna que otra muela por el sistema de la tenacilla..)

Aquellos poyos todo alrededor de la plaza que un día desaparecieron sin saber exactamente el porqué!. Cosas del progreso mal entendido……..

Estaba el poyo del Manazas, el del tio Federico, el de la Gilda, el del Pedrín….en ellos se cocieron mil y una historias y seguro que intimaron más de una pareja ( aunque para intimar seguro que buscaron otros lugares…….)

Y cómo no…estaban los portales a ambos lados…….esos que nos servían para jugar y escondernos ( al voto.etc)

Qué más podíamos pedir? En casa siempre sabían que allí era fácil encontrarnos. “Me voy a la plaza” era frase habitual.

Estoy hablando continuamente en pasado como si todo hubiera desaparecido y no es así. La plaza sigue ahí y algunos locales, portales, el Ayuntamiento………….pero  ya no es lo mismo………. ya no es “ mi plaza”

Hoy muchas cosas han cambiado en ella……………algunas probablemente a mejor…pero eso no quita para que siga pensando en ese lugar de ensueño…….en “ mi plaza” ..en la plaza que un día fue el corazón del pueblo y que ahora ha descendido en actividad.

He conocido siempre la plaza con el nombre de Dn. Carlos Pinilla. No he tenido tiempo de informarme  pero estoy casi seguro y por eso me arriesgo a escribirlo, que fue uno de tantos políticos al que se le dio el nombre de  una plaza en Cornago sólo por haber concedido desde su `privilegiada posición, alguna subvención, y que probablemente de Cornago sólo conoce el nombre y poco más  Ojo!  No  hago estos comentarios con agresividad  ni acritud ni siquiera reproche, sino como una constatación de tantas realidades de épocas pasadas. Ojalá me equivoque pero resulta extraño que tengamos una plaza y que si realizamos una encuesta casi nadie o nadie sepa quién es o quién fue  la persona a la que está dedicada. Pensemos………..Es que Cornago no tenía derecho a las subvenciones?......Es que a las personas que manejan el dinero público- el de todos- hay que condecorarlas de esta manera? En épocas pasadas se hacía……..y hasta podemos entenderlo, pero siempre se está a tiempo de cambiar. Quizás si hubiese sido dinero de su propio bolsillo hubiese estado justificado..pero……..yo valoro más lo que han hecho por Cornago cualesquiera de los sufridos labradores, ganaderos, albañiles, carpinteros, herreros, tenderos, cantineros…….que día a día han luchado por mejorar el pueblo viviendo  y luchando en él. Hay que ser agradecidos con todo el mundo pero con los primeros que debemos serlo es con los de nuestra propia casa.

Y llegados a este punto…porqué no damos un paso adelante y rebautizamos la plaza? Porqué no llamarse, por ejemplo HIJOS DE CORNAGO? Quien mejor que los hombres y mujeres cornagueses que han sido, son y serán,…..para merecer este honor?

Ojalá algún día la plaza tenga ese nombre o cualquier otro que lleve implícito el mismo sentimiento y que sirva como reconocimiento a todos los hombres y mujeres cornagueses/as, ejemplo de abnegación y trabajo en unas condiciones casi inhumanas. Y cuando hablo de cornagueses/as me refiero a todos los que tienen tal sentimiento. Todos ellos se lo merecen, nacieran o no en la localidad y sería el mejor homenaje a los que fueron, son y serán de Cornago  y  a todos los que se sienten cornagueses desde los más recónditos lugares.

Quien en Cornago ha nacido
Y a su pueblo no valora,
Ni es un ser agradecido
Ni quizás…...buena persona.

  

(Santiago: Afina la garganta, ponle música y canta esta jota.)

 

Pedro José Divasón Vaquero


10/Mar/2006

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 18 Años y 10 Meses (junio-1998)
Free counter and web stats