Accede a la versión Móvil
Martes, 12 de Diciembre de 2017
Web Cornago Google Yahoo!
  

|

Página principal | El Bagar

Homenaje a la Reyes

Mi primera reflexión surge de las siguientes preguntas y de las respuestas que se obtienen implícitamente: - ¿Qué he hecho yo por Cornago? - ¿Qué ha hecho “La Reyes” por Cornago?


Lo que particularmente cada uno haya podido hacer por los demás (por nuestro Cornago),  probablemente no tenga ni la importancia, ni el relieve, ni la trascendencia de lo que ha significado para todos y durante mucho tiempo “La Reyes”.

Comenzó siendo una tiendecita que daba un gran servicio al pueblo (carnicería, helados, ultramarinos, golosinas, boletos…) Luego se transformó en un bar que por lo peculiar,  se convirtió en  el preferido de los jóvenes. Decir: “voy a la Reyes”,  significaba salir de fiesta,  dispuestos a pasárnoslo genial. El bar no era muy amplio, pero que GRANDE fue para todos nosotros. La primera televisión en color que llegó al pueblo la vi en la casa de “La Reyes”. Lo mismo pasó con aquellos primeros vídeos. El bar se convirtió porque así lo quiso el destino en:

  • Lugar de entretenimiento y ocio, con máquinas recreativas.
  • Paraíso para disfrutar de los refrescos y cubatas más ricos del mundo.
  • Ambiente donde los chicos y chicas aprendían a quererse.
  • Discoteca con las novedades más punteras del panorama nacional e internacional (Mecano, La Unión, Dire Straits, Tina Turner, Elvis…)
  • En alguna ocasión,  el suelo fue la mejor pista de patinaje por el serrín y  los líquidos derramados.

En verano íbamos a “La Reyes” a disfrutar de los helados, sobre todo de aquellos de barra de tres gustos, que troceaba por un valor de 25, 50 ó 100 pesetas.

En el invierno buscábamos el calor de aquel bar tan recogidito, abrigado por la grata compañía de mis amigos cornagueses.

En más de una y de cien veces,  en “La Reyes” compré los arenques  que hicieron que mis meriendas fuesen las mejores y  las de tanta gente… Hoy, los arenques y las meriendas ya no nos saben igual…

Reyes era una señora que siempre fue igual de joven que ahora,  con un moño muy bien colocado, con una voz característica y con un corazón tan grande que se le salía por encima del delantal. También es cierto que “La Reyes” no sería lo mismo,  si detrás no hubiera estado respaldada por su familia más cercana (Ricardo, Mari, Fernando y Riqui) o por su familia más numerosa (todo el pueblo de Cornago sin excepción).

Aparte de lo lúdico y lo recreativo que tenía el local de “La Reyes” (doy fé de que así era), también era punto de encuentro para cualquiera:

¿Dónde nos vemos?
   En el bar de La Reyes.

Las pocas noticias que había en el pueblo, cualquier información o novedad interesante siempre la encontrábamos en el bar de “La Reyes”.

Así fue durante muchos días de muchísimos años…Un buen día (para muchos fue de los peores de nuestra vida), el bar de “La Reyes” cerró las puertas, se despidió de todos nosotros y nos quedamos huérfanos de una parte de  aquella fiesta y alegría continua.

Por mucho menos,  levantan estatuas, dedican calles y plazas, nombran hijos predilectos y dedican homenajes. En esta ocasión, a quien corresponda, SOLICITO en nombre de todos los que apreciamos el mérito de esta persona, levantemos el monumento más grande con nuestro cariño y aunque no exista letrero que lo mencione, cuando pasemos por delante del bar, todos sepamos que: ÉSE ES EL BAR DE LA REYES.

 

QUERIDA CORNAGUESA:  ¡MEJÓRATE PRONTO QUE NOS HACES MUCHA FALTA Y QUE TU SONRISA NO SE BORRE NUNCA DE NUESTRA MEMORIA!


4/Oct/2005

Página principal | El Bagar







[Añadir a favoritos] [Página de Inicio]

|
[ Accede a través de: http://villacornago.es/ ]
Página creada por @ngelito. Online desde hace 19 Años y 6 Meses (junio-1998)